TOP
Image Alt

Québec

Québec

Quebec es la provincia más grande de Canadá y está llena de atractivos históricos, culturales y naturales, plenos de influencias indígenas, francesas y británicas que viven en armonía, creando un lugar de contrastes. Aquí el idioma principal es el francés, aunque el inglés es común en las zonas turísticas. Vive una experiencia única y sorpréndete con la autenticidad y creatividad de su gente.

El punto de entrada a la provincia es Montreal, una ciudad donde la historia y la innovación se fusionan. Montreal es una mezcla fascinante de eras antiguas, culturas diversas, idiomas y gastronomía, que sirven una fusión de experiencias únicas en Norteamérica.

El barrio más antiguo de la ciudad se llama Old Montreal. Sus calles empedradas recuerdan a Europa, se pueden ver carrozas con caballos que llevan a las personas al laberinto de atracciones que ofrece y, sin embargo, las personas que se reúnen en Old Montreal son jóvenes y divertidas. La gente se reúne en el área para caminar, andar en bici, tomar un bote para pasear en la zona costera (conocida como Old Port) durante el día y en la noche tomar algo de beber o cenar en los muchos restaurantes modernos.

Cuando camines por el barrio Old Port de Montreal, es difícil que te pierdas las dos grandes torres de la Basílica de Notre-Dame que sobresalen en el horizonte. Si te impresionaste con el exterior, espera a que entres por esas puertas. No te puedes perder Aura, un espectáculo de luces que hace que la Basílica cobre vida al ritmo de la música.

Continua hacia el Museo de Bellas Artes de Montreal para ver algunas de las 41,000 obras de su colección. En sus paredes alberga las bellas artes tradicionales, la música, la moda en el cine y el diseño, así que, en un par de horas, te podrás encontrar un florero de vidrio antiguo, un cuadro de Rembrandt y muebles únicos modernos. También se presentan nuevas “exhibiciones temporales” que se unen a la colección principal, lo que significa que nunca tendrás la misma experiencia dos veces.

Otro imperdible es Mount Royal, una montaña justo en el corazón del centro de Montreal, ubicada dentro del parque con el mismo nombre. Sube al punto más alto y visita la cruz gigante mientras ves toda la ciudad. Si te gusta ir de compras, Sainte Catherine Street (Rue Ste.-Catherine como la llaman localmente) es el barrio para ti. Ya sea que andes buscando diseñadores de alto nivel, cadenas de tiendas, boutiques locales o solo souvenirs, lo podrás encontrar en esta calle.

Si eres un amante de la gastronomía, tienes que unirte a un tour culinario, ya que Montreal es un destino fantástico para los amantes de la buena comida. Montreal tiene varios platillos icónicos que tienes que probar antes de irte de la ciudad. Para empezar, el sándwich de carne ahumada en el Schwartz’s Deli. ¿Y quién no ha oído de la poutine? Una trifecta exquisita de queso, papas fritas y gravy, lo puedes pedir con foie gras en el Au Pied de Cochon, con pedazos de langosta en Le Garde-Manger o con una de las 30 diferentes variaciones de sabores de La Banquise.

Y luego tenemos los bagels de Montreal, no te pierdas una de estas creaciones cubiertas de ajonjolí recién salidas de los hornos de leña de St-Viateur Bagel o Fairmount Bagel, dos tiendas de bagels legendarias una muy cerca de la otra. Para poder ver toda la impresionante y variada oferta de productos locales frescos, quesos, carnes, pescado, panes, frutas, vegetales y más, es esencial y exquisito has una visita al Jean-Talon Market o al Atwater-Market

Montreal es una ciudad moderna y clásica a la vez que ofrece todo menos aburrimiento.

Montreal

Montreal
You don't have permission to register